jueves, 26 de enero de 2012

Hombres lobos y hechizos

anatomia:
Se dice, que por un hechizo formulado por un mago , se puede convertir a una persona en lobo, o en algún otro animal. La licantropía, del griego likos = lobo, anthropos = hombre, supone el fenómeno por el cual un ser humano se convierte en animal durante la noche.
En algunos lugares decían que eran criaturas mitad hombre y mitad lobo, en otros lados se creía que los hombres lobo eran capaces de voltear su piel de lobos para tomar forma humana de nuevo.
Es posible reconocer un hombre lobo cuando está en su forma humana, se supone que sean personas con mucho pelo, de ceja junta y con orejas pequeñas y puntiagudas. Generalmente, el tercer dedo de cada mano es tan largo como el segundo y les crece pelo en la palma de la mano.
Tradicionalmente un hombre lobo regresa a su forma humana después de haber sido herido, dejando un rastro de sangre a su paso. La forma más efectiva de matarlos es con una bala o cuchillo hecho con un crucifijo de plata fundido.
Alrededor de todo el mundo se ha creído en el fenómeno de la licantropía, también se ha pensado que es una enfermedad mental y que esta, hace creer a las personas que pueden convertirse en hombres lobo, asesinando y comiendo la carne de sus víctimas.
Se cree que aquellos que se transformaban en lobos, era durante la luna llena y en contra de su voluntad, de cualquier forma, aquellos que realmente querían tener el control de transformarse, lo hacían con magia.
Una leyenda Rusa indicaba que era necesario sobre un árbol caído en el bosque, apuñalarlo con un cuchillo de cobre y cantar un encanto para transformarse en lobo. Tomar agua recolectada de la pisada de un Lobo o comerse el cerebro de un animal que ha sido atacado por lobos, también asegura la transformación.
En muchas partes de Europa, la leyenda describía las instrucciones que debían llevarse a cabo para transformarse. El acto debía ser a la media noche, cuando la luna estuviera llena. Opio, sangre de murciélago y la grasa de un niño asesinado, eran los ingredientes para ponerlos en una olla, hervirlo todo y usar ese brebaje sobre el cuerpo, poniendo pelo de lobo también. Finalmente, cantar el encanto e invocar al espíritu del lobo para entonces convertirse en uno.

Se dice que en Noruega e Islandia algunos hombres podían convertirse en eigi einhamir (más de una piel); esta idea tiene sus raíces en el paganismo y en aquel entonces se pensaba que un hombre era capaz de tomar el cuerpo y los atributos de otro ser (generalmente un animal). La forma que se adoptaba recibía el mismo nombre de la forma original, es decir hamr, mientras que los términos skypta hömum o hamaz eran utilizados para designar la transición de un cuerpo a otro y el término hamför designaba la expedición que se hacía en la segunda forma. A través de esta transformación extraordinaria la persona adquiría el poder de la forma que adoptó: su fuerza individual se duplicaba o incluso se cuadruplicaba y además adquiría la fuerza de la bestia a la cual había tomado el cuerpo. A este hombre que contaba con su fuerza y la de la bestia se le llamaba hamrammr.
La forma en la que se producía el cambio variaba. En algunas ocasiones el hombre utilizaba un vestido hecho de la piel del animal con el cual se producía la transformación; en otras ocasiones el alma abandonaba el cuerpo humano y se introducía en el cuerpo del animal, así el cuerpo humano quedaba en un estado cataléptico que a veces se confundía con la muerte. Una tercera opción para adoptar la forma y atribuciones de un animal se realizaba a través de un encantamiento en el que la forma del individuo permanecía sin alteración y sólo a través de sus ojos encantados se sabía que esa persona estaba bajo la influencia de algún hechizo para cambiar de forma.
Sea cual fuere la manera de convertirse en un animal, una vez adoptada la forma de éste, el individuo eigi einhamir sólo podía ser reconocido a través de sus ojos pues ningún encantamiento era capaz de ocultar la naturaleza humana. Así el eigi einhamir continuaba su recorrido siguiendo los instintos de la bestia en la que se había convertido y podía entonces hacer todo aquello que el animal pudiera hacer, además de lo que como hombre podía hacer. Podía volar o nadar si había adoptado el cuerpo de un ave o de un pájaro, si había adoptado la forma de un lobo, entonces adquiría también los poderes de éste, se llenaba de furia, la maldad, los poderes y las pasiones del cuerpo animal que había tomado.

Algunas leyendas:

A lo largo de la historia, muchas civilizaciones antiguas del norte de América (Estados Unidos y Canadá) han tenido numerosas leyendas de personas que se convierten en animales, entre estos hombres lobo.
Muchas tribus indias del Norte de América creían que algunos matrimonios estaban formados de personas y animales, durante las noches era posible ver a estos animales, pero durante el día volvían a su forma humana con sólo quitarse la piel del animal. Por su parte, otras tribus se creían descendientes de un matrimonio entre un humano y un animal y, por tanto, estaban de por vida relacionados con éste y eran capaces de desarrollar sus habilidades. Algunos guerreros indios creían incluso que en el cuerpo de un animal residía su alma, y si éste era herido entonces el guerrero moría.
Los franceses al colonizar el territorio que es hoy en día Canadá, llevaron consigo a esas nuevas tierras muchas de las leyendas y las creencias en los hombres lobo. Se decía, por ejemplo, que muchos de los antiguos habitantes de Canadá al ser convertidos al cristianismo se volvían hombres lobo que vivían como personas durante el día y durante las noches dejaban su forma humana para salir a los bosques y atacar en forma de lobo a los verdaderos cristianos, generalmente Franceses emigrantes. Algunas otras leyendas afirmaban que los lobos solían visitar de noche los cementerios y comer los cuerpos recién enterrados. Por último, había leyendas que aseguraban que los hombres lobo eran seres que estaban pagando alguna culpa y eran condenados a vagar todas las noches en la oscuridad de los bosques, y sólo alcanzarían el perdón hasta que un sacerdote les diera la bendición o bien, fueran asesinados con una bala de plata.
Los Nootka, tribu de la costa noroeste de América celebraban cada invierno con sus jóvenes guerreros una ceremonia de iniciación en el culto secreto a los lobos a la que llamaban Kulwana, en dicha ceremonia los miembros más viejos de la tribu se cubrían la frente con una manta blanca para formar una máscara de lobo con la cual ponían a prueba la valentía del joven guerrero.
La ceremonia del Kulwana tiene su origen en una leyenda del mismo nombre, esta leyenda cuenta la historia de cuatro hermanos que huyeron a la Isla Nootka cuando su tribu fue vencida por tribus vecinas; Ha-Sass, el más joven de los hermanos, se empeñó en encontrar el saber de los lobos (en aquél entonces se afirmaba que los lobos poseían todo el conocimiento), así que se disfrazó con la piel de una foca y cuando los lobos lo encontraron lo llevaron hasta su guarida para devorarlo. Cuando llegaron a la guarida y los lobos se disponían a comerlo, Ha-Sass reveló su verdadera identidad; los lobos, al descubrir al joven sintieron gran admiración por su astucia y le enseñaron durante cuatro días las danzas y los rituales de los lobos, lo que lo convirtió en un hombre tan fuerte como las bestias; los lobos por su parte usaron máscaras con rostros humanos. Al cuarto día, los lobos entregaron a Ha-Sass un bastón encantado y lo enviaron de regreso a la isla para que enseñara a sus hermanos y demás hombres de la tribu los secretos del poder de los lobos.

los parientes de los lobos:
Como recordarán, un hombre lobo es un hombre o mujer que durante las noches de luna llena se convierte en lobo y sale a los bosques a atacar a los viajeros. Generalmente se convierte en hombre lobo después de haber sido atacado por uno de estos animales o bien, como parte de una maldición.
Sin embargo, también es posible encontrar algunos seres humanos que después de algún accidente, de su muerte o de ser atacados, durante las noches son capaces de convertirse en bestias distintas a los lobos y, a diferencia de los hombres lobos, no siempre son criaturas malvadas; veamos algunos ejemplos:
En China y en Japón se hablaba de los hombres zorro, que eran zorros que habían vivido más de 500 años en un cementerio, cuando se convertían en humanos lo hacían con el propósito de engañar y hacer daño a la gente.
En Gales se pensaba antiguamente que las brujas podían convertirse en liebres malvadas con el propósito de beber la leche de las vacas de los granjeros; también se creía que podían pronunciar hechizos para convertir a los aldeanos en animales e incluso se pensaba que al morir se convertían en lobos que atacaban a gente inocente.
Algunas leyendas de los países del norte de Europa, especialmente Noruega, contaban la historia del Príncipe Bjorn quién fue hechizado por su madrastra y se convertía todas las noches en un gran oso que salía a sembrar el terror entre sus pobladores. Era tal el terror que causaba, que su propio padre, sin saber del hechizo, contrató a cazadores para que lo mataran; cuando el oso fue cazado, su madrastra invitó a toda la población a un gran banquete de celebración cuyo principal platillo fue el oso que ella misma cocinó y sirvió.
Otras leyendas escandinavas contaban también de Odin, el dios de la guerra, quien siempre fue un guerrero valiente pero que convertía a sus enemigos o cualquier guerrero que no fuera lo suficientemente valiente, en jabalíes.
Por último, en Alemania se contaba la historia de Hatto, un obispo que fue cruelmente atacado y devorado por ratas, que eran los espíritus de los campesinos que Hatto había asesinado.

Europa:
Se dice que en Noruega e Islandia algunos hombres podían convertirse en eigi einhamir (más de una piel); esta idea tiene sus raíces en el paganismo y en aquel entonces se pensaba que un hombre era capaz de tomar el cuerpo y los atributos de otro ser (generalmente un animal). La forma que se adoptaba recibía el mismo nombre de la forma original, es decir hamr, mientras que los términos skypta hömum o hamaz eran utilizados para designar la transición de un cuerpo a otro y el término hamför designaba la expedición que se hacía en la segunda forma. A través de esta transformación extraordinaria la persona adquiría el poder de la forma que adoptó: su fuerza individual se duplicaba o incluso se cuadruplicaba y además adquiría la fuerza de la bestia a la cual había tomado el cuerpo. A este hombre que contaba con su fuerza y la de la bestia se le llamaba hamrammr.
La forma en la que se producía el cambio variaba. En algunas ocasiones el hombre utilizaba un vestido hecho de la piel del animal con el cual se producía la transformación; en otras ocasiones el alma abandonaba el cuerpo humano y se introducía en el cuerpo del animal, así el cuerpo humano quedaba en un estado cataléptico que a veces se confundía con la muerte. Una tercera opción para adoptar la forma y atribuciones de un animal se realizaba a través de un encantamiento en el que la forma del individuo permanecía sin alteración y sólo a través de sus ojos encantados se sabía que esa persona estaba bajo la influencia de algún hechizo para cambiar de forma.
Sea cual fuere la manera de convertirse en un animal, una vez adoptada la forma de éste, el individuo eigi einhamir sólo podía ser reconocido a través de sus ojos pues ningún encantamiento era capaz de ocultar la naturaleza humana. Así el eigi einhamir continuaba su recorrido siguiendo los instintos de la bestia en la que se había convertido y podía entonces hacer todo aquello que el animal pudiera hacer, además de lo que como hombre podía hacer. Podía volar o nadar si había adoptado el cuerpo de un ave o de un pájaro, si había adoptado la forma de un lobo, entonces adquiría también los poderes de éste, se llenaba de furia, la maldad, los poderes y las pasiones del cuerpo animal que había tomado.

asi es este pequeño hechizo es desde Rusia...mmm la verdad nunca lo he probado pero no deja de ser divertido.
Por cierto esta nota la tome de
BARING-GOULD, Sabine (1865). The Book of Were-Wolves


Quien desee convertirse en un oborot [hombre lobo en el folklore ruso], habrá de buscar en el bosque un árbol caído; deberá pincharlo con un pequeño cuchillo de cobre, y caminar alrededor del árbol repitiendo el siguiente hechizo:

Sobre el mar, sobre el océano, sobre la isla, sobre Bujan,
sobre los pastos vacíos luce la luna, sobre un tronco de fresno caído
en un bosque verde, en un oscuro valle.
Cerca del tronco vaga un lobo hirsuto,
en busca de ganado vacuno para sus agudos colmillos;
pero el lobo no entra en el bosque,
pero el lobo no se sumerge en el valle sombrío,
¡Luna, luna de cuernos de oro,
detén el vuelo de las balas, embota los cuchillos de los cazadores,
rompe los cayados de los pastores,
derrama un violento terror sobre todo el ganado,
sobre los hombres, sobre todo lo que se arrastra,
que no puedan coger al lobo gris,
que no puedan desgarrar su piel caliente!
¡Mi palabra es vinculante, más vinculante que el sueño,
más vinculante que la promesa de un héroe!
A continuación se salta tres veces por encima del árbol y corre al interior del bosque, transformado en lobo.
espero les guste. aguas con las pulgas!!!!!

Espero les gustara la nota.....

8 comentarios:

  1. pero yo busco un hechizo para la transformación con la luna llena

    ResponderEliminar
  2. me an dicho q ese hechizo no funciona q lo an hecho y q no funciono

    ResponderEliminar
  3. hola se puede cambiar de fisico a como uno desea?

    ResponderEliminar
  4. hola se puede cambiar de fisico a como uno desea?

    ResponderEliminar
  5. como puedo conseguir un hombre lobo real

    ResponderEliminar